SE VIENE EL NUEVO DISCO!... #2014
gadgets para blogger

jueves, 29 de septiembre de 2011

De la Colombia de antes a la Buenos Aires de ahora, y viceversa… (a través de un mar de dudas)

Como ya se hizo referencia acá, Lucho Bermudez supo ser habitué del empedrado porteño durante aproximadamente 6 meses, allá por esas épocas donde florecían los guapos, reinaban los compadritos y el tango era amo y señor del arrabal.
Es que Bermúdez llego a la Argentina en el año 1946… imagíneselo Uds., en un contexto de explosión político-cultural, irrupción de las grandes masas populares en la cosa cotidiana, el tango, las bailantas… y por sobre todo, la esperanza de un mundo mejor vivida a flor de piel.
De los 60 temas que grabo Lucho en Buenos Aires, acompañada de la gran cantante Matilde Diaz ( Matildita) y una orquesta de 22 músicos locales entre los que se encontraban el violinista Eduardo Armani (al cual Sabor a Cumbia, de obrar con justicia, debería dedicarle una nota aparte); decíamos, de sus muchas grabaciones, este blog ya hizo mención audiovisual a Danza Negra , considerada por el mismo maestro como su mejor composición porteña.
Pero no podemos dejar de mencionar en esta ocasión este Porro Buenos Aires, el cual además de tener un ritmo pegadizo, es un claro exponente de la hermandad Argentino-Colombiana forjada a través de la música (y que posiblemente haya comenzado 11 años antes de ese tema con la llegada de Gardel a Colombia, donde dejó, además de su vida, una huella imborrable en ese hermoso país).
Los puentes musicales entre la Argentina y Colombia son multiples, vienen del pasado y desembocan en el presente, se entrecruzan, se mezclan, se combinan, y crean nuevos ritmos que terminan por calar profundo en la cultura del país hermano.
Sin embargo hay algo de la frescura del folclor que a veces parece desvanecido, oculto... como una reminisencia que perdura bajo la forma de nostalgia.
Si el Maestro Bermudez estuviese vivo hoy, Sabor a Cumbia seguramente cruzaría montañas, remontaría ríos y surcaría los cielos para consultarle acerca de su impresión de aquella vieja y floreciente Buenos Aires.
Desde 1946 hasta acá, Buenos Aires cambió mucho… sin dudarlo. El Tango flota en el aire como una misteriosa nostalgia. No muere ni (se) deja vivir, está presente de una manera especial y distinta.
Y habría otra pregunta obligada para Bermudez, la cual espetamos al mas allá esperando su respuesta a través de un medium piadoso que mitigue el ardor que provoca el venenoso aguijón de la melancolía: “Maestro: que nos puede decir de la actualidad de la cumbia colombiana?, como se vive?, quienes conservan en su corazan la semilla del  folclor, resguardando su eterno retoño?"
Porque señor lector, sea benevolente y no nos reprenda (hoy que la melancolía hace estragos en nosotros)… que difícil resulta omitir comparaciones entre el derrotero de la Cumbia y el Tango, entre sus respectivos autores e interpretes!. Y sobre todo, que difícil... sabiendo que sus pueblos alguna vez juraron amor eterno a sus músicas populares!.
En medio de este remolino de dudas al cual Sabor a Cumbia solo puede aportar confusión y perplejidad, enchastrados en esta ensalada de gustos y sabores, de condimentos variados acordes al paladar esotérico del lego; traemos  al fin  una (y solo una) certidumbre a cuestas: en la Argentina y en Colombia se comparte el amor por el Tango y la Cumbia.
Y que los pueblos hagan y deshagan a su antojo… que si en en el traqueteo se acomodan los melones, será el destino el que haga de chofer en este incierto viaje. Por nuestra parte, y mientras Jimmy esté entre nosotros, podemos dormir sin frazada...



Llegó la cumbia, hay que bailarla
Porque yo curto la onda de la cumbia colombiana,
para bailarla señores hay que llevarla en el alma

Negro toca mi cumbia, negro,
en este homenaje
voy a enseñarle a la Zona Norte
como se toca pero con clase

Toca mi cumbia, negro,
en este homenaje
para los músicos rastreros que te copian,
no tienen clase

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Delio Valdez en Niceto Club - 30/09




ENTRADA GENERAL $40


Si mandas Nombre y Apellido a la lista orquestadeliovaldez@gmail.com

                                  Y caes antes de 2 AM:
                                                                    Si sos chica: GRATIS
                                                                    Si sos chico: $20

                                  Y caes entre las 2 AM - 3 AM:
                                                                    Tod@s: $25

(te quepió?)

sábado, 24 de septiembre de 2011

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El Origen de La Cumbia, Vol. V: la Cumbia florece en Argentina con Los Wawanco

En esta quinta tirada de "El Origen de la Cumbia" queremos ser mas claros y precisos con el objetivo de esta zaga. Porque si bien hemos comenzado por reseñar brevemente aspectos lingüisticos, históricos y etnográficos (?) de la mixtura que da origen a la cumbia en la querida República de Colombia, nuestra tirada dista mucho de tener pretensiones de investigación histórico-musical: no vamos a mentirle... a nosotros nos gusta tocarla, y si quiere un documental le acercamos este interesante  video.

El abstracto y omnipresente lector al que dirigimos estas líneas habrá intuido nuestra intención cuando, ni bien nos despedimos de la primer tirada con unos versos de Andres Landero, comenzamos hablar acá y acá sobre los primeros cumbieros que se aventuraron por el arrabal porteño. Sin lugar a duda, nuestra madre patria cumbiera se encuentra en Colombia, y a sus grandes autores debemos el influjo cultural primigenio.
Pero Señores: a no confundir causa con efecto, motivo con razón y/o ser con parecer! Si de algo se caracteriza la pampa argentina es de la fertilidad de sus tierras, y con orgulloso podemos decir que no solo oleaginosas crecen en el field local: la semilla de la cumbia floreció como ramilletes a través de sucesivas generaciones de cumbieros criollos que espetan irreverentemente sobre los rostros de los incautos (a fuerza de acordeón, güiro y conga), su identidad propia… la bola se echó a rodar y no muestra evidencia de querer detener su marcha.

Una aclaración mas, antes de arremeternos en el tema que convoca el título de la presente edición. Como usted sabrá, los historiadores construyen el pasado a través de la unión de eslabones de vivencias, cuyo hilvanado termina por constituir un pesado collar que cumple la función de “historia oficial”. Lamentamos decirle, amigo perruno, que  Sabor a Cumbia se encuentra muy lejos de pretender cumplir la función de conformar dicha "historia oficial" de la cumbia: en vez de entregarle al can otro collar, lo alentamos a que se pare usted en dos patas, transforme su rabo en rítmica cadera y comience a sacudirla al compas de la cumbia.
Querer construir una línea histórica de la cumbia en argentina, que empiece por acá y termine por allá, pasando por tal y cual lugar, seria… mucho laburo.
Nuestra expectativa es mas modesta, puesto que nos interesa mostrarle hitos relevantes de nuestro subconsciente cumbiero, sin que esto implique necesariamente temporalidad,  causalidad ni métodos hipotético-deductivos… cada chancho a su chiquero, que lo nuestro es la música.
Pero si de hitos hablamos, Los Wawanco son sin duda el mascaron de proa de un barco cumbiero  que zarpó hace tiempo y a lo lejos, y hoy sigue recorriendo la argentina por todos sus puntos cardinales.
Cabe mencionar que si bien sus integrantes provienen de distintos países de Latinoamerica, esta banda cumbiera es concebida totalmente en este país donde desarrolló su extensa carrera musical.
Los Wawanco se conformaron a mediados de la década del 50 por la unión de distintos estudiantes universitarios que se encontraban en la Argentina, dentro de los que se encontraba el afamado Mario Castellon quien hoy en día sigue batiendo  parches con diestra y siniestra.
En su página oficial, pueden continuar el lector las averiguaciones sobre la historia y actualidad de esta banda musical que ha legado notables piezas musicales al acerbo cumbiero argentino.


Sabor a Cumbia se despide hasta próximo aviso, convidando a los amables lectores de esta pieza de colección que se hallaba olvidada en la extensa red cibernetica a la espera de su rescate emotivo por parte de este blog … a su salú.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Sobre el Maestro Delio Valdez



Extractos de la entrevista a Chucho Valdez en Diciembre de 1965 en Suecia. Extraído de  la revista “Bakteriekultur”. Traducción de nuestra amiga y colaboradora Göra Klahr.  
- Periodista: Quién fue la persona que más lo ha influenciado en su vida?.
- Chucho Valdez: El Maestro Delio Valdez, al cual no solo le debo mi nombre, sino que fue quien le otorgó a mi vida  y  a mi música una razón.

En más de una ocasión nos han preguntado a quien refiere el nombre de la Orquesta de Cumbia Delio Valdez.
Nuestros amigos y allegados saben que dedicamos nuestro peregrinar a homenajear en vida al gran Maestro Delio Valdez, guía artística, espiritual y moral de esta Orquesta y de tantos otros devotos dedicados a difundir el mensaje (sobre algunos de los cuales ya nos referimos en estaesta nota).
Lamentablemente no podemos aportar datos certeros sobre su vida, de esos que se acostumbran a acompañar en una nota biográfica: no sabemos fecha ni lugar de nacimiento, desconocemos su edad (en términos del calendario occidental), no reconoce nacionalidad ni frontera, y no existió el paparazzi que haya podido retratarlo de frente y/o perfil.
Algunos dicen que la vida personal del Maestro se esfumó, como así también su existencia corpórea, derivando en un ser de luz, fuerza eléctrica, energética y sensorial; con el don de la ubicuidad y la eternidad.
Teoría interesante, pero a la cual no podemos dar crédito fácilmente pues nuestra experiencia fue muy otra: lo conocimos una tarde de verano a la cual haremos mención en otra oportunidad.
Nosotros recordamos a un hombre hábil y gentil, modesto en la palabra (pero no en los pensamientos), de andar tranquilo y risa locuaz, de fácil acceso y rápida consubstanciación con su mensaje y labor.
Sabemos también, por sus propios relatos, que recorre el mundo con una facilidad digna de mención, mimetizado entre las multitudes, aprendiendo de sus virtudes y compartiendo las suyas, como si fuera una inmensa bola de energía que se retroalimenta abrevando de la fuente de la vida eterna: los pueblos, sus músicas, anécdotas y vivencias.
Por donde quiera que va deja devotos (no suyos sino de su mensaje), dispuestos a compartir su labor eterna.
Cumbiero en San Jacinto, guerillero en Vietnam, obrero en Detroit, vendedor ambulante en el 11, nahual amazónico, portador del grial y dueño de la llama eterna.
Una fuente de confianza nos ha enviado el documento fotográfico que se acompaña, agregando que se habría encontrado recientemente en Grecia. Su semejanza física es notable, pero en honor a la verdad no podríamos otorgar certezas.
Lamentamos decirle al lector de Sabor a Cumbia, con un inmenso dolor, que no podemos dar datos precisos de su paradero… puesto que lo desconocemos. Pero, amigo lector, traemos un consuelo para su corazón errante: sepa esperarlo, cuando este listo él lo encontrará.

martes, 13 de septiembre de 2011

jueves, 8 de septiembre de 2011

El Recomendado de la Semana por la Negrita Sarabia (voz). Y guarda que si lloras...


“Había unos pelaos que cuando iban al colegio la mamá les decía: ahí están llorando y ahí te coge el día... Y estás llorando. Tu te levantas tarde y cuando te vas para el colegio te pones a llorar…” asi nace esta canción de Etelvina Maldonado (cantautora, nacida en un pequeña isla llamada Barú en la bahía de Cartagena, Colombia).



“..El bullerengue es mi entierro porque es lo que en mis años de vida me ha servido de motivación para pararme de la cama todos los días, por eso no se que seria de mi cuando no pueda cantar…”

Esta hermosa mujer llena de vida nos dejo su estremecedor sonido con sabor a raíz, a tierra. Y sus canciones nacidas de la espontaneidad, de la alegría, y de tristezas de la cotidianidad. Nunca dejo cantar, “….Cuando mi tambor se acabe, acabo yo, aaay óigalo…”

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Fecha memorable: Delio Valdez en el Borda

Si de fechas memorables hablamos, hay una que no puede quedar en el olvido: Delio Valdez en el Penal del Borda (si, el Borda tiene un penal atroden). Aunque sucedió en Noviembre de 2010, llevamos esa fecha marcada a fuego.
Llegamos al Borda en la combi del servicio penitenciario. Luego de entregar documentos en la entrada superamos la primer reja. Luego vino el cacheo, segunda reja, recomendación del oficial relativo a nuestro comportamiento, tercera reja y finalmente estábamos adentro del penal.
Ni bien se cerró la gran-reja-que-separa el “bien” del “mal” nos aguardaba el primer recluso, quien sin decir una palabra y con la mirada enfocada en el mas allá, se ofreció gustosamente a trasladar los equipos hacia el patio central del penal donde unas 80 personas nos esperaban ansiosos.
Un Valdez le preguntó a un amigo Porfiado el porqué de que este amable y servicial señor se encuentre penado de su libertad: “mejor te cuento después”, respondió seco y con seguridad.
Porque las historias eran muchas e inabarcables, pero a modo de resumen, había allí personas que han cometido delitos y que a su vez acarrean problemas de índole psiquiatrita… combo intenso si los hay.
Por nuestra parte, dispuestos a interpretar cumbias con respeto, cariño y humildad; y con la intención de acercar algún sosiego a estas personas privadas de su libertad (al estilo lazodubrap).
Nuestros amigos de porfiados hicieron un linda descripción de los pormenores de esa fecha, a la que nos remitimos en honor a la brevedad.

Cabe indicar que la LDV fue bien retribuida no solo por los pasos de baile dignos de mención y los estruendosos aplausos, sino también por el gran cariño y afecto de parte de la gente alli alojada, porfiados y de los laburantes.
Párrafo aparte merece esta hermosa poesía que aquí transcribimos, que nos fuera entregada por el amigo Pablo Luis a quien le dedicamos esta nota, esperando pueda salir prontamente en libertad. A su salud!.


Pasión en mi corazón

Con solo mirar
con mis ojos de fuego
veo en ella
un gran desconsuelo

Si ella supiera
que con mirarla
le estoy diciendo
aquí esta tu amor sincero

Desde lo profundo,
en el monte espinellero,
le canto diciendo
que la quiero.

Me dicen que fue delito soñar con libertad
que yo Pablo Luis  a ella la quiero,
por ella me ofreci al redentor
para aliviar este dolor

Pero curado hoy estoy
por el milagro del amor
por ser de alma buena
yo casado hoy con ella estoy

Le digo gracias a la vida
porque me hizo conocer
porque me hizo conocer
a esta rosa, roja y apasionada en el amor

Desde que ella llego
a mi corazón lo cambió
y en mi vida se metió
y hoy estoy loco de amor

Porque hasta un hijo me dio
le doy gracias a la vida y al señor
porque hoy soy un padre digno
y un fiel compañero del amor

Te agradezco mi señor dios
padre de mi corazon
por ser como sos
justo y de buen corazón

Pablo Luis, Unidad Penitenciara XX

Finalmente nos despedimos con una vivencia, a puro sentimiento valdez, de nuestro querido José (bongó), quien consultado por este blog rememoró aquella fecha inolvidable:


“Recuerdo a la gente bailando… otras no, pero eso no impedía ver sus ojos, y a pesar del evidente estado de planicie, de meseta impuesta por la medicación, se podía vislumbra un sentir, instantes de liberación que dejaban bien claro el poder de la música hecha con fines cabalmente artísticos. Mas claramente se podía ver el buen momento que pasaban los que si bailaban… recuerdo uno que tiraba un pasito impresionante, como viajando al sol, con las manos haciendo el gesto de quien tensa la cuerda de un arco, para arrojar una flecha lejos del encierro, hacia arriba y hacia adelante, en fin… viva. Tocamos un buen rato, a puro goce. Al terminar recibimos un calido aplauso y luego nos convidaron un amable refrigerio, durante el cual pudimos intercambiar diversas impresiones con los médicos y la gente de porfiados que, por cierto, merecen un párrafo aparte por la labor que realizan, llevándole música en vivo personas privadas de su libertad. Gran día aquel, lo llevo guardado en lo más profundo de mi corazón.”

lunes, 5 de septiembre de 2011

Gente con talento!


El Autor es Andres Cornejo, se hace llamar el Fiji y tiene estas otras ilustraciones en este Blog, el cual recomendamos de buena gana... ssssundespelote